Ventajas de la masturbación masculina
La masturbación es una práctica muy saludable para conocerse mejor, mantener el órgano vital en funcionamiento, relajarse y no pensar en otras cosas, por eso no es importante las veces no que se hace sino la satisfacción que se produce. Además, se ha comprobado que eleva las defensas, baja el colesterol y reduce considerablemente el estrés.

Normalmente los hombres tienden a masturbarse con prisas, pero existen otras formas de llegar al orgasmo quizás más placenteras. En un lugar apartado, desconecta del mundo que te rodea y dedícate a tu cuerpo. Para comenzar puedes darte una ducha o un baño relajado con música. Prepárate un refresco, crema corporal y un gran espejo. Es momento de explorar las sensaciones con tus genitales, ya sabes cómo se hace. Disfruta de tu sexo, sintiendo cada movimiento, no tengas prisa para eyacuar, respira profundamente y alterna caricias con todo tu cuerpo, especialmente aquellas zonas más sensibles como los pezones.

Recuerda que el pene medio de un hombre adulto es estado de flacidez mide unos 7 cm de longitud (en estado de erección estas medidas suelen duplicarse o triplicarse) y unos 9 cm de circunferencia. La erección completa se consigue cuando el pene realiza un ángulo de 90º con respecto al abdomen y una rigidez suficiente para permitir la penetración.