La benzocaína y el sexo
La benzocaína es un anestésico local que puede utilizarse para alguna práctica sexual como por ejemplo el sexo anal. Este anestésico se sintetizó por primera vez por una empresa química alemana llamada Ritsert, en la ciudad de Eberbach, en Baden-Württemberg en 1902. ¿Cómo se alivia el dolor? Sencillo. La benzocaína se centra en la eliminación del dolor causado por la estimulación de las terminaciones nerviosas.

Cuando las terminaciones nerviosas son estimuladas, el sodio entra en la terminación nerviosa, lo que provoca una señal eléctrica que se acumula en el nervio. Una vez que la señal eléctrica se convierte en lo suficientemente grande, es capaz de viajar hasta el cerebro, el cual lo interpreta como dolor. Los usos que le puede dar en el sexo, son variados.

Uno de ellos es su uso en condones. Su función es la de adormecer el pene para conseguir una mayor duración del sujete manteniendo relaciones sexuales. También es un ingrediente imprescindible en algunos lubricantes pensados especialmente para practicar sexo anal. Debes tener cuidado con el uso de este producto. Muchos expertos en salud sexual señalan que su uso no es demasiado bueno de forma continuada.

El problema aquí es que la penetración anal no debe ser excesivamente dolorosa. El dolor nos avisa de que algo no va bien y en ese momento se para el juego. El problema es, que si la zona está adormecida no se sabe exactamente el tipo de daño que se está sufriendo por lo que se puede terminar herido. Habla con tu pareja y determinar el tipo de juego que vais a realizar e intenta controlar siempre la situación.