El vibrador anal para principiantes
Este discreto vibrador, es perfecto para los principiantes en el tema anal. Si nunca antes te has decidido a explorar esa zona de tu cuerpo, relájate y disfruta. No pienses en los tan comentados dolores ya que este estilizado juguete sólo te producirá placer. Este complemento sexual, mide cuatro pulgadas y media de largo y solamente una pulgada de ancho en la parte principal. Estas medidas y, su suavidad y elasticidad permiten que su acceso a la zona del trasero no presente ningún problema para los usuarios.

El final de este vibrador anal presenta una zona más ancha y una base que te permitirá no perderlo dentro del cuerpo excitado y penetrado. Recuerda que como siempre os recomendamos para este tipo de juguetes, lo mejor es que adquieras un bien lubricante anal para facilitar mucho más los juegos. De todas formas, el juguete no es excesivamente duro por lo que el orificio anal no se verá “estirado” dolorosamente.

La base que hace de tapón está muy bien para cuando se hace un uso prolongado. Además, poco a poco, notarás como el ano ya se encuentra preparado para objetos un poco más grandes. Cuando lo utilizas durante mucho tiempo, el ano ya no muestra casi nada de resistencia al notar su punta pidiendo paso.

Puedes utilizarlo con algún cinturón tipo arnés para no tener que utilizar las manos en la sesión sexual. Con el paso del tiempo este juguete se ha hecho muy popular entre los novatos, así que si eres uno de ellos, no dudes en comprarlo. No te arrepentirás.