Definir un orgasmo
¿Qué es un orgasmo? La mayoría de las personas que han tenido orgasmos, probablemente, responderían a esa pregunta con un contundente “no sé”. Esta respuesta puede ser de poca ayuda para aquellos que nunca han tenido uno, ¿no crees? Hayas tenido los orgasmos que hayas tenido, sabrás que el sexo es una actividad difícil de definir y con la que no se debe generalizar.

El orgasmo es un breve instante en el que después de la combinación entre la excitación y la tensión todo desaparece en una explosión de verdadera relajación. Esta, podría ser una sencilla explicación para definir el orgasmo pero, no tiene por qué ser válida para todo el mundo.

Como bien sabrás, el orgasmo produce una serie de cambios físicos que cambian, momentáneamente, el estado de la persona: aceleración de la frecuencia cardiaca, mayor presión sanguínea, tensión muscular, cambios en el color de la piel y contracciones musculares. A pesar de su atractivo, casi universal, los orgasmos no han recibido (hasta hace poco) la atención científica que se merecen. Los investigadores médicos han tratado de definir el orgasmo basándose en las reacciones de nuestros cuerpos.

No obstante, la mayoría de los estudios, se han basado en la afirmación de los orgasmos que se han producido. Los psicólogos y psiquiatras definen el orgasmo basándose en las experiencias subjetivas de satisfacción, liberación y otros hechos emocionales y/o cambios cognitivos. Freud considerada que, un buen orgasmo proviene de la penetración vaginal y de una mala de la estimulación del clítoris. La mayoría de los psicólogos y los investigadores han abandonado este concepto. Si tú puedes definir mejor un orgasmo, explícanoslo.