El 69 de pie
¿Quién no ha oído hablar de la famosa postura del 69? Fíjate en los propios números que forman el nombre de la postura, ellos mismos te darán la clave de cómo es. Efectivamente, la pareja se tumba y ambos lamen los sexos del otro. Esta es una posición sexual con muchos adeptos, debido a que los dos son capaces de disfrutar muchísimo con su práctica. Existe una versión de esta conocida postura que no es demasiado conocida ¿sabes cuál es?

El 69 de pie, es un postura que no todo el mundo es capaz de realizar (más bien diríamos que muy poquitos). Se requiere mucha más fuerza que para la versión normal pero, muchos aseguran que es más fácil de lo que se piensan el resto de los mortales. Uno de los dos eleva a l otro, por lo que este debe tener una fuerza considerable para aguantar en volandas el cuerpo del otro el tiempo que sea necesario.
Seguir leyendo

Posturas ideales del Kamasutra a los 50, 60 y 70 años
Como lo prometido es deuda, tras publicar el post sobre las posturas ideales del Kamasutra para jóvenes de más o menos edad, en éste les toca el turno a los maduritos. Y, de nuevo, dejo apuntado que el enfoque del mismo es sólo una sugerencia o juego, por lo que en todo momento se aboga por un disfrute del sexo de forma libre, sin importar edades.

Entrando en harina, recordemos que en el anterior texto se aconsejaban algunas posturas como más factibles a los veinte, treinta o cuarenta años. Más que nada, por resistencia física y equilibrio, y lo mismo haremos aquí, si bien adelanto que las posturas propuestas son todas bastante similares en este sentido. Básicamente, lo que ha hecho que se distribuyan en una u otra franja de edades ha sido la exigencia de una mayor o menor iniciativa del hombre.
Seguir leyendo

La posición del 69
A algunas personas les gusta complacer, a otras se complacidas, pero lo mejor es que se puedan complacer a la vez. La solución es la conocida postura del 69. Esta posición es ideal para que las dos partes obtengan el placer necesario. Es sexo oral simultáneo. El problema es que puede ser un poco más difícil concentrarse en lo que estás haciendo con la boca y la lengua ya que a la vez que se está “trabajando” se está recibiendo placer… pero vale la pena el esfuerzo.

Para realizar un buen 69 lo primero que debes hacer es tomar una buena ducha. Como con todos los actos sexuales, especialmente las relacionadas con la estimulación oral, es indispensable estar limpios y depilados. Nadie quiere ser saludado por olores desagradables o una excesiva cantidad de pelo con la que es imposible acceder a ciertos sitios. Lo mejor que podemos hacer para ir caldeando el ambiente es tomarnos juntos una buena ducha.

La posición del 69
Si lo practican un chico y una chica, lo mejor es que la chica se ponga encima. El motivo es que el chico pesa más y se evitarán molestias innecesarias. El que está arriba puede controlar mejor la velocidad, la profundidad y el ángulo de penetración en la boca, por lo que es menos probable que accidentalmente se sufra algún ahogamiento con el pene.

Una variante del 69 es hacerlo de lado. Esta puede ser una postura más cómoda y puede hacer que las dos personas se compenetren mejor y el proceso pueda ser más largo y placentero. De esta forma también se pueden utilizar los muslos de la otra persona como almohada. Vosotros decidís.

El amor es dar sin esperar recibir nada a cambio, al menos según el concepto ideal del término. Y, en cuestión de sexo (sexo con amor, se sobreentiende), una manera de ser generoso consiste en dar un placer máximo al otro, lo que puede traducirse en la elección de posturas que gusten especialmente a nuestra pareja. En este caso, veremos algunas posiciones que ayudan a complacerlas a ellas.

Lógicamente, no sólo las complace a ellas, pero sí se trata de una selección de posturas que se consideran idóneas para el sexo femenino por su gran capacidad de excitación, por facilitar el orgasmo o, por ejemplo, debido a la conexión emocional que se establece.

Seguir leyendo

Mejorando las posturas más clásicas
La mayoría de las parejas, incluso aquellas con una vida sexual circense, todavía se basan en la comodidad de las posiciones sexuales más básicas. El misionero, la vaquera, el perrito… ¿no crees que puedes innovar? Incluso con estas posiciones tan básicas, puedes incluir novedades que os permitirán disfrutar a los dos mucho más. Comencemos con el misionero.

Para mejorar la postura, intenta descansar las piernas sobre los hombros del chico, con los pies detrás de la cabeza. Esto proporcionará una penetración más profunda. Arrodíllate en posición vertical y deja el resto de toda la longitud de tus piernas sobre el pecho, y cruzarlas en los tobillos. Utiliza una mano libre para dar masajes a tu clítoris mientras que haces movimientos de empuje para aumentar el placer. También puedes arrodillarte hacia arriba con tus piernas abiertas. Desliza unas cuantas almohadas debajo de tu trasero para elevar la pelvis.
Seguir leyendo

Posturas sexuales románticas para celebrar San Valentín
Sería buena idea disfrutar con una romántica sesión de sexo del Día del Amor, ya sea el de San Valentín, 14 de febrero, o de cualquier otro que nosotros mismos tachemos de rojo pasión en el calendario siguiendo los latidos de nuestro corazoncito.

Practicar un sexo cercano, amoroso e inolvidable siempre es una alternativa genial al típico regalo casi obligado, aunque tampoco hay que descartar hacerlos como demostración de afecto, si bien no es necesario que sea algo caro para que guste a nuestra pareja. Un libro con dedicatoria, unas chocolatinas o el tan socorrido pero siempre enternecedor poema o unas simples palabras pueden dar felicidad en este día especial.
Seguir leyendo

La postura del perrito
Esta es una posición sexual que puede confundir a algunas parejas. La posición de entrada posterior sexual (estilo perro) no es lo mismo que el coito anal. En esta posición el pene del hombre, o el pene con arnés que utilicéis, entra efectivamente por detrás, pero en la vagina. Debéis diferenciarlo del coito anal, donde el pene entra, como su nombre indica, por el ano. Una vez que ya sabéis la diferencia os vamos a contar más cosas sobre esta postura que gusta tanto a muchas mujeres y hombres.

La “entrada” posterior permite una penetración mucho más profunda y vigorosa ya que la persona que se encuentra detrás puede realizar movimientos pélvicos más amplios. Esta es una postura muy recomendable para las mujeres embarazadas. La mujer debe ponerse como se dice vulgarmente a cuatro patas, es decir, debe ponerse sobre la cama (o el sitio donde vayáis a realizar la postura) con las manos y las rodillas apoyadas en la base (estilo perro).

La postura del perrito
Lo mejor es que la base donde vayáis a realizar la postura sea firme, ya que una base inestable o que no permita una colocación del todo perfecta puede estropear esta postura tan sexy. No hace falta que el cuerpo de la mujer esté “en el aire”, también podéis probar a practicar apoyando el cuerpo sobre un mueble o sobre la encimera de la cocina.

También podréis realizar alguna variante de la postura tumbándoos de lado o simplemente contra la pared de algún sitio de la casa. La posición permite a la persona que está detrás acariciar los pechos de su pareja, los glúteos e incluso el clítoris.

Kamasutra: Orgasmo femenino intenso con la postura del Dragón
La postura del Dragón es una de esas joyitas del Kamasutra que reúne todos los requisitos para disfrutar a lo grande y de forma cómoda los dos miembros de la pareja. Bastará con tumbarse uno sobre otro boca abajo, casi como si alguien gritara cuerpo a tierra, pero esta vez sin prisas, con los brazos extendidos por encima de la cabeza.

Para mayor comodidad de la mujer y, al tiempo, para conseguir que la posición resulte, de forma previa se han de poner una o dos pequeñas almohadas debajo de la pelvis de ella, separando y flexionando ligeramente las piernas. Y, una vez tumbado el hombre sobre la mujer, la penetrará.
Seguir leyendo