Posturas sexuales: el 77
Nadie pensaría en dejar de lado el famoso “69”, una de las posturas más populares y disfrutada por todos en las últimas décadas. Con el paso del tiempo, una nueva postura cobró ya años atrás muchos adeptos, y si el 69 promete satisfacerte al máximo, el 77 te llevará por diversos caminos para conseguir un duradero orgasmo tanto a ti como a tu pareja.

¿Cómo hacer un 77? Se estarán preguntando ya muchos, pues bien, es fácil y no requiere hacer complicadas proezas gimnasta que te supongan terminar en urgencias. Una postura debe ser cómoda para que ambas partes no se agoten antes de lograr el clímax. La pareja debe acostarse de costado, ambos mirando en la misma dirección. Enrosca tus piernas en la pierna de él de manera que queden encima para atraerlo hacia ti pegando tu trasero hacia él según vaya penetrándote.
Seguir leyendo

Movimientos durante la penetración
Saber moverse durante el acto sexual, concretamente en el coito, es muy importante para conseguir un placer conjunto, que satisfaga a ambos. Podría decirse que es algo parecido al baile que propone Sergio Dalma en su canción más conocida, en la que sólo bailar pegados es bailar, abrazados al compás…

Por lo tanto, lograr una armonía, saber hablar un lenguaje que puede ser dulce, salvaje o incluso ambas cosas a la vez, es una de las claves fundamentales para probar las mieles del éxito entre las sábanas.
Seguir leyendo

Posturas para masturbarse
Betty Dodson, está considerada por muchos como la abuela de la masturbación. Esta escritora se ha centrado en la descripción de la perfecta masturbación. Muchas personas, cuando se están masturbando, están tensas, y no consiguen relajarse hasta que no alcanzan el clímax. En sus libros y videos, Dodson pone de manifiesto la importancia de avanzar en este aprendizaje. Un aspecto muy importante, es la posición que ponemos cuando nos vamos a “tocar”. Debido a que la masturbación es un acto que se realiza a solas, la mayoría de la gente no piensa sobre las variaciones posturales que se pueden realizar. Existen un montón de posturas que te pueden proporcionar mucho placer:

– Estiramiento-relajación
Esta posición es el antídoto para aquellos que se ponen tensos y nunca se mueven durante la masturbación. Antes de comenzar, acuéstate boca arriba, y estira los brazos y las piernas en la medida de lo posible, haciendo de tu cuerpo se quede en forma de “X”. Trata de mantener el estiramiento durante diez segundos. Haz esto unas cuantas veces antes de empezar a masturbarte.

– Rodillas dobladas-caderas subidas
Acuéstate sobre tu espalda con los pies en la cama y las rodillas dobladas. Céntrate en tus caderas; eta postura facilitará su movimiento y el placer irá aumentando rápidamente.

– Sobre tus rodillas
Esta puede parecer una postura extraña, pero ya verás lo bien que te lo hace pasar. Encuentra una posición cómoda sobre tus rodillas (pon una almohada debajo) Comienza con el cuerpo erguido, pero si no te sitúas bien puedes poner el cuerpo hacia delante y descansar sobre tus pantorrillas. Deja volar tu imaginación.

Ejercicios sexuales para estar en forma en la cama
Hace muy poco te hablamos de esa unión imprescindible entre ejercicio físico y el sexo, pues bien, hoy te recomendamos algunos ejercicios para que puedas demostrar a tu pareja lo en forma que estás en la cama. Recuerda que cuando uno es demasiado perezoso a su libido le sucede lo mismo. Músculos más fuertes y un corazón sano son garantías de noches de sexo apasionadas.

Las ventajas del ejercicio físico son abundantes, pero a nivel sexual son increíbles. Tener relaciones sexuales es una actividad física en sí misma ya que estás quemando calorías (alrededor de 80 calorías por cada media hora) y también estás aumentando la frecuencia cardíaca, y trabajando tus músculos. Así que cuando sientas que estás “juguetón” involucra todo tu cuerpo para que este pueda colocarse con posturas más placenteras.
Seguir leyendo


¿Sentados, mujer arriba, hombre arriba, de pie, penetración por detrás, la típica postura del Misionero? Si algo está claro en esto de elegir la mejor postura para hacer el amor es la subjetividad de la cuestión. En efecto, para gustos los colores, y para posiciones mejores, las preferencias de cada pareja.

Aun así, siempre hay algunas posturas que pueden catalogarse de especialmente placenteras, al margen de que luego resulten mejor o peor por un sinfín de motivos. Por lo tanto, si de satisfacción se trata, sugerimos una serie de posiciones que permiten controlar la profundidad y la intensidad sin descuidar las caricias.
Seguir leyendo

La postura del “salto de la rana”
La postura del “salto de la rana”, no implica un salto real. Es una postura parecida a la del perrito pero muy recomendable para las mujeres embarazadas y las personas con dolor en la parte baja de la espalda. Recuerda que no hay ninguna posición mágica y que no este tipo de posturas tiene por qué gustar a tu.

El receptor se arrodilla sobre la cama y deja que la parte superior de su cuerpo se encuentre con la cama. Las rodillas deben estar dobladas y su trasero para arriba. Al extender las rodillas separadas podrá ubicar mejor la altura del trasero con el cuerpo del amante. El caso es que ambos debéis alinearos a la perfección. La pareja se arrodilla por detrás para penetrar. Sus manos pueden apoyarse en las caderas.

La postura se puede variar de diferentes manera, por ejemplo, el receptor puede sacar parte de su cuerpo de la cama hasta apoyarlo en el suelo y manteniendo el culo en la cama. También se puede variar el lugar y practicarse en un sofá. Esta postura no ejerce presión sobre el vientre, por lo que es muy cómoda para las embarazadas. Para muchas parejas es muy atrayente, ya que, implica un juego de poder. Algunas personas encuentran la posición de recepción como algo vulnerable y se puede convertir en algo muy excitante.

Existen algunas desventajas relacionadas con esta postura. Si el receptor tiene el cuello, no se sentirá nada cómodo. No existe contacto visual por lo que para muchos es menos íntimo. Si estás buscando una postura equitativa, esta no lo es, ya que el esfuerzo sólo lo realiza una de las dos partes.

La posición del trapecio
En el sexo muchos caminos llevan al paraíso, pero algunos te llevan con más rapidez y te dejan allí un ratito disfrutando tranquilamente. Cuando somos más jóvenes pensamos en descubrir una por una todas las posiciones sexuales que nos vienen a la mente. Poco a poco nos vamos dando cuenta de que unas nos funcionarán mejor que otras.

Existen algunas posturas que bien utilizadas, como la posición trapecio, son garantía absoluta de obtener rápidamente el clímax. Para lograr la posición trapecio, ella debe tumbarse sobre la cama con las piernas ligeramente separadas, y él arrodillado frente a ella coloca las corvas de ella sobre sus brazos doblados y los alza para que la parte baja de la espalda de ella y su trasero se eleven de 20 a 30 ° del nivel de la cama.
Seguir leyendo

La pausa zen es una postura del Kamasutra que tiene la maravillosa virtud de proporcionar un placer más prolongado durante la penetración y de lograr un orgasmo de mayor fuerza. Practicarla es sencillo, pero ha de realizarse en el momento adecuado, algo que también te será fácil de identificar.

Enloquecer de placer gracias al sexo tántrico requiere de una conexión física y espiritual que, lógicamente, no sólo pide voluntad por parte de los amantes, sino también una serie de posturas o prácticas que faciliten ese acercamiento casi sideral. En este caso, pues la postura es parte de este arte, el objetivo o resultado no es otro que una explosión de placer a consecuencia de una relajación que va haciendo crecer la excitación sin cesar.
Seguir leyendo