¿Besar es sano?: 80 millones de bacterias en un beso de 10 segundos
El amor no sólo es cosa de dos, sino de alguno que otro más. Para ser sinceros, de tantos que hemos de hablar de decenas de millones de invitados indeseados. Eso sí, son microscópicos, pero no por ello menos molestos y potencialmente peligrosos, y además tienen debilidad por los besos con lengua.

No se pierden ni uno, y si los contaramos no sabríamos ni por donde empezar ni cuándo acabar… porque son la friolera de 80 millones de señoras bacterias que se mudan da boca cada vez que hay beso. Y, según un grupo de investigadores holandeses, bastan diez segundos para que se monte tal guirigay microbiano.

¿Besar es sano?: 80 millones de bacterias en un beso de 10 segundos

Sex less: no comerse un colín es tendencia
Las modas no sólo hacen alusión a la ropa, también pueden estar relacionadas con su ausencia, y esta vez no se trata de una moda naturista ni de nada que se le parezca. Es una moda que incomodará a más de uno, o a más de dos, sobre todo si son pareja, y que básicamente consiste en llevar un estilo de vida en el que la abstinencia sexual es la tónica general.

¿Pero, ese no comerse un colín es por propia decisión? He ahí el quid de la cuestión. Se trata de una abstinencia que obedece a un sinfín de factores relacionados con el estrés de la vida moderna, la recesión económica y los quebraderos de cabeza que provocan la una y la otra. Es decir, pretender, se puede pretender lo que uno o dos quieran, pero luego las cosas salen como salen, y por lo visto cada vez hay más parejas que se han de conformar con menos encuentros sexuales.

Sex less: no comerse un colín es tendencia

Resuelven el enigma del origen del pene
Que la ciencia tenga curiosidad por saber cuál es el origen del pene significa muchas cosas, entre otras, que resolver este enigma biológico pueda acabar ayudando a las personas que nacen con malformaciones genitales.

El reto era saber el por qué de las diferencias entre los genitales de los machos de distintas especies de vertebrados como consecuencia de su evolución cuando pasaron a reproducirse en tierra firme, desde los hemipenes de los reptiles situados al nivel de las extremidades, hasta el pene único de aves o del ser humano, situado más abajo.

Resuelven el enigma del origen del pene

A falta de un buen amante, cógete el diccionario
El pricipipal órgano sexual está en el cerebro. Es el centro del placer, pero no sólo para las artes amatorias. Lejos de ser algo aburrido, el estudio también tiene su sex appeal. Concretamente, según revela una nueva investigación, aprender nuevas palabras resulta excitante. Aunque sea difícil de creer, cogerse un diccionario para enriquecer nuestro lenguaje puede llegar a ser tan placentero como el playboy, al menos en clave de activación de circuitos corticales.

¿Y qué significa eso? Simplemente, que aprender palabras nuevas activa los circuitos que responden a estímulos como la alimentación, el sexo, el juego o las drogas. Dentro del proceso de aprendizaje, por lo tanto, se detecta la existencia de un deseo de aprender palabras y comunicarse íntimamente relacionado con la misma evolución del ser humano.

A falta de un buen amante, cógete el diccionario

Las mujeres prefieren el chocolate al sexoQue el chocolate levanta pasiones no es ninguna novedad. Son legión los forofos del archipopular cacao, si bien no es tan algo tan conocido que su poder de atracción mayor incluso que el de un seductor amante. Lógicamente, no hablamos de casos concretos, sino de estadística, y lo cierto es que los porcentajes inclinan la balanza del lado de este goloso alimento.

Lo dicen las estadísticas. Una de ellas situó al chocolate entre las tres cosas que daban la felicidad a las mujeres, junto con tomar el sol y praticar el sexo. Ahora, de nuevo las encuestas vuelven a dejar claro que el chocolate es un imprescindible para muchas mujeres cuando buscan la felicidad.

Las mujeres prefieren el chocolate al sexo

El ‘pene femenino’ (clítoris), clave para el orgasmo
Para la ciencia de vanguardia, el clítoris es el “pene femenino”, el orgasmo vaginal no existe y conceptos utilizados de un modo incorrecto por sexólogos de forma habitual como el “punto G”, “clítoris” y “orgasmo vaginal” sólo sirven para crear confusión.

Así, al menos, lo concluye un grupo de expertos que publica un artículo sobre la cuestión en la revista Clinical Anatomy Review, dedicado a analizar desde un enfoque crítico la terminología que habitualmente se emplea para referirse a la sexualidad femenina.

El ‘pene femenino’ (clítoris), clave para el orgasmo

Las mujeres infieles buscan un amante ‘misterioso’
Las aventuras sexuales que buscan las mujeres cuando se deciden a ser infieles están idealmente protagonizadas por un amante tipo que reúne una serie de características muy concretas. ¿Y cómo ha de ser ese amante tipo? Según revela un estudio realizado por Gleden.com, un portal de citas para buscar aventuras fuera del matrimonio, el perfil del amante perfecto es el de un hombre misterioso, preferiblemente extranjero, con una diferencia de edad de unos doce años y que viva lejos.

La encuesta se realizó con el objetivo de tentar a las potenciales usuarias o, lo que es lo mismo, a animar a las féminas a ser infieles a través de su web y, cómo no, al tiempo responder a la típica pregunta que se hacía José Luis Perales en su canción más famosa, aquello de “¿Y cómo es él, en qué lugar se enamoró de ti?”, que también resulta inevitable hacerse a los maridos cuando descubren una infidelidad.

Las mujeres infieles buscan un amante ‘misterioso’

El sexo una o dos veces por semana previene los resfriados
Como ya supimos, practicar sexo nos ayuda a combatir virus , tanto a prevenirlos como a curarlos, entre ellos los que provocan los típicos resfriados y gripes. Todo gracias a las denominadas células T que, según distintos estudios, puede producirlas el cuerpo en cantidades mucho mayores, llegando incluso a cuplicarse con el orgasmo.

Así, puesto que las células T son como una especie de soldados que destruyen a los invasores del organismo, refuerzan el sistema inmunitario, lo que significa que practicar sexo fortalece nuestras defensas. Y, del mismo modo, según un reciente estudio estadounidense, aumentan los anticuerpos cuando se practica una o dos veces semanales.

El sexo una o dos veces por semana previene los resfriados